Trastornos de Ansiedad

Lic. Romina Recchia

“No tengas miedo de tus miedos. No están ahí para asustar. Están ahí para hacerte saber que algo vale la pena.” Joy Bell

La ansiedad es una emoción como es la tristeza, el miedo, la alegría, el enojo, la vergüenza y la culpa.

Gracias a las señales que envían las emociones disparadas ante eventos internos y externos han podido evolucionar los hombres y mujeres primitivos adaptándose a los avatares del medio ambiente. Las emociones son excelentes señales de nuestro mundo interno que se manifiestan en distintos aspectos de nuestra experiencia: cognitivo (la esfera de los pensamientos, imágenes, recuerdos, representaciones de la realidad), afectivo, fisiológico, conductual. 

En la sociedad actual están muy desprestigiadas las emociones sentidas desagradables y la realidad es que son una gran fuente de información y protección.

La ansiedad es una emoción psicobiológica central para la supervivencia de la especie, su función es la de impulsarnos y motivarnos para encontrar y desarrollar las conductas apropiadas que nos permitan afrontar distintas situaciones y desafíos de forma rápida y eficaz.

La ansiedad es una respuesta normal del organismo para afrontar adecuadamente diversas situaciones de la vida. 

Cuando procesamos la información podemos detectar señales de peligro en el ambiente y valorar la situación cómo amenazante por un estimulo puntual o la amenza, a veces puede ser difusa, si la experiencia es ante un estímulo claro y peligroso, por ejemplo al poner un pie en la calle se oye un auto a toda velocidad, entonces la denominación es “miedo”, si la respuesta es ante un estímulo difuso como puede ser la incertidumbre del destino de una relación entonces hablamos de “ansiedad”, la ansiedad es la anticipación de un posible peligro, mientras que el miedo es la experiencia emocional ante un peligro real y presente.

La ansiedad puede ser disparada por un evento mental, y se da por una doble valoración:

1- SITUACIÓN evaluada como altamente peligrosa, magnificando los aspectos de peligro.

2- SÍ MISMO considerando los propios recursos como deficientes, minimizando las capacidades de afrontamiento subjetivas.

Hay en los trastornos de ansiedad tres patrones cognitivos principales que inducen a la persona a conductas de evitación:

  • Visión del mundo PELIGROSO
  • Visión de sí mismo VULNERABLE/SIN RECURSOS SUFICIENTES
  • Visión del futuro INCIERTO/ INCONTROLABLE

La ansiedad es humana, podemos decir aunque el termino no me termina de convencer “normal”, y puede convertirse en un problema desde el momento en  que la evitación de situaciones temidas gobiernan la vida de la persona, alejándola de una vida valiosa.

Se torna patológica cuando la activación de la ansiedad es exagerada y de forma recurrente no se asocia no distingue entre un estímulo peligroso real de uno imaginado, interfiriendo con la calidad de vida de la persona reduciéndola en su capacidad funcional.

Se puede vivir con ansiedad y con claridad en las acciones, a veces ya no se trata de evitar la experiencia de ansiedad, sino de generar la experiencia de sentido más allá de su presencia.

Hay diferentes clasificaciones de trastornos de ansiedad, cada vez más creemos que solo describen y reúnen síntomas, sirven para entender algunas problemáticas psicológicas, sin embargo no determinan la vivencia de cada persona.

Trastorno Obsesivo Compulsivo

http://www.ctcc.com.ar/trastornos-de-ansiedad/

Trastorno de Pánico

http://www.ctcc.com.ar/trastorno-de-panico/

Trastorno de Ansiedad Generalizada

http://www.ctcc.com.ar/2017/05/14/trastorno-de-ansiedad-generalizada-preocupacion-cronica/

Trastorno de Fobia Específica

http://www.ctcc.com.ar/508-2/

Trastorno de Fobia Social

http://www.ctcc.com.ar/fobia-o-ansiedad-social/

Trastorno por Estrés Potraumático